Te recomendamos: Lecciones para chicas guapas

Lecciones-para-chicas-guapasBotsuana es un país africano del que no sabemos, en general, demasiado. Las excusas de historias de misterios y una mujer que comienza una actividad asociada a los hombres, son utilizadas para brindar al lector una radiografía de la cultura de un país que no aparece demasiado en la literatura, en los medios de comunicación y que se lo asocia directamente a todo un continente. Es en Lecciones para chicas guapas de Alexander McCall Smith que encontramos de una serie de libros -La primera detective de Botsuana- que transcurre en este escenario.

Mme Ramotswe decide abrir la primera agencia de detectives mujeres en Botsuana. Recuenta sus inicios y varios casos en simultáneo mientras se desarrolla uno principal. La detective, con la austeridad que la obliga su trabajo, resuelve algunos casos divertidos y otros más complejos que hablan de un contexto social, de comportamiento de necesidad monetaria y con un gran sentido de la solidaridad y el apoyo.

Más allá de lo que la detective debe resolver, lo que se encuentra con muchísima riqueza -y de manera inesperada- es el retrato de una cultura, de un país y los valores que ocupan su cabeza. La brujería como algo corriente y tabú, la violencia de género, la pobreza pero también la dignidad, la voluntad de amar a su continente y a su país, de defenderlo y contraponerlo con lo que “los blancos” necesitan para vivir. Atractivo en su narración, es una manera de adentrarse un poco al continente africano.

Anuncios

Drugos al ataque, Kubrick escandaliza y no poder evitar La Naranja Mecánica

A clockwork orange o La naranja mecánica nunca pasa de moda. Parece que nunca podemos dejar de ver la película, leer el libro y luego desmenuzarlo, analizarlo y discutirlo, cuestionarlo. En ese sentido, el shock inicial de intentar con un libro cargado de palabras extrañas, con una violencia bruta que no se esconde al lector y luego el complemento de ver la película, con su estética Kubrickiana tan particular, vertiginosa y  explícita, que complementa todo el culto alrededor de La naranja mecánica del autor Anthony Burgess.

El detrás de esta violencia y el giro particular de juego de palabras, sale de la mente de Burgess. La situación tormentosa de la violación de su mujer embarazada -que como consecuencia de este ataque que sucede en Londres pierde a su bebé- llevaron al autor a escribir esta historia que utiliza conceptos diferentes como el de los “drugos”, esos que van al ataque y el destroce de Londres y que terminan con Alex escuchando la novena sinfonía de Beethoven en su proceso de rehabilitación en técnicas de psicología por igual de violentas. ¿La violencia aplaca a la violencia? Terminamos preguntándonos, a través de todo una estructura narrativa compleja que se revela esperanzadora en el último capítulo de reivindicación y curación de la sociedad.

La batalla clásica entre película y libro, tuvo su punto álgido tan sólo por el capítulo 21. Burgess rechazó la película de Kubrick por omitir este capítulo y destrozar el mensaje final, teniendo una connotación negativa a lo que en realidad muestra el libro. Cuando el espectador se enfrenta al final, el análisis brutal contra el sistema que se desprende es por demás claro y justamente puede explicar lo que sucede en instituciones penitenciarias, por ejemplo. Más allá de este elemento que produce el rechazo completo de su autor contra su propio libro, el film se convirtió en una película de culto, a través del manejo de la comunicación audiovisual que, no puede negarse, Kubrick lo hace con una destreza maravillosa. La polémica va más allá de esta discusión entre ellos, la edición norteamericana omitió el capítulo 21, al que accedió Kubrick, no con inocencia sino que cabría preguntarse porqué en Estados Unidos se omitió el capítulo 21.

Una sensación amarga se desprende de esta combinación de estética cinematográfica excéntrica y un libro narrado en términos cockney  y combinación de palabras nacidas a partir de otros idiomas. Y todo se resume en una ultraviolencia extrema que, no importa cuántos años pasen, sigue despertando la curiosidad de nuevos espectadores y lectores y que no deja de mantener en un análisis continuo a quienes ya se acercado a La naranja mecánica.

Te recomendamos: El tercer hombre

el-tercer-hombreGraham Greene es uno de los escritores ingleses del siglo XX que no se pueden evitar. Más allá de los lazos con Panamá (escribió un libro sobre Omar Torrijos, con quien mantenía una amistad), Greene resultó ser un autor inevitable del siglo XX por sus aclamadas novelas.  Entre tonos sombríos y escenarios variables, este escritor  ha brindado grandes novelas y entre ellas está El tercer hombre, lleva al cine con el emblema del cine Orson Welles.

Viena está retratada en la pos-guerra con una fascinación incrédula, cuando una ciudad está dividida en cuatro y cada zona aplica sus propias reglas (rusos y británicos enfrentados y como ejemplo utilizado Greene para mostrar esto). Un escritor de novelas llega a la ciudad y allí se da de frente con la muerte de su  amigo Harry Lime. Mientras se encuentra con distintos testigos del accidente  que se llevó la vida de su amigo, comienza a sospechar que en realidad se trata de un asesinato. Entra en juego, entonces, la policía quien le revela el lado oscuro de su amigo.

Greene escribió una novela corta, en tonos grises -si es que a la literatura se le puede poner color- cuando una ciudad es sombría y la personalidad de los individuos se revelan como oscuras, tétricas y un mundo confuso que intenta ordenarse luego de la devastación de la Segunda Guerra Mundial. Un giro inesperado sobre el final cierran una historia melancólica pero con un buen desarrollo de personajes y una trama con muchos sobresaltos e intercambio de diálogos interesantes.  Una lectura para acercarse a Greene.

A sólo 10 dólares

Te recomendamos: Snuff

snuff

Chuck Palahniuk es un escritor conocido por su estilo irreverente. Desde su aclamada novela El club de la lucha -que fue luego llevada al cine-, Palahniuk se ha convertido en esos escritores que una nueva generación de lectores disfruta. Con un estilo fresco y más directo, autores como Palahniuk se atreven a temáticas que pueden resultar incómodas. Un poco de esto se encuentra en la lectura de Snuff, una novela publicada en 2008.

De ritmo vertiginoso, Snuff está escrita en capítulos cortos que representan a distintos narradores. Cassie es una actriz porno que busca romper el récord de cantidad de hombres con los que mantiene relaciones sexuales en una sesión que resultara su última película. Los 600 hombres es la cifra a alcanzar y a la que se suma la posibilidad de fallecer durante el experimento, de manera tal que nadie busque igualarla y que pueda otorgar el dinero recaudado para su hijos. Los narradores son voluntarios que contarán sus historias relacionadas a Cassie.

Aunque pueda resultar algo brutal y violenta, Snuff es una novela de las que uno debe de probar, al igual que a su autor. Puede resultar chocante en su inicio pero luego el lector va descubriendo una trama que llega a un final que cumple con lo que uno espera de un autor como Palahniuk.

Jane Austen nos sigue hablando: Libros que le rinden tributo

P1070965No se pone en discusión la posición que ocupa Jane Austen en la literatura.  Sus personajes tanto femeninos como masculinos ocupan pedestales como heroínas y héroes. Se le atribuye iniciar el chick-lit, pero su narración arroja al lector a un escenario exquisito de la Inglaterra del siglo XVIII con una calidad exquisita.  No sorprende que su obra haya inspirado a otras escritoras y que resulten como un disparador para nuevas ideas que se terminan de plasmas en libros que surgen en esta época y que la transforman, de algún modo, en atemporal.

Lost in Austen y Dear Jane Austen son dos libros que le rinden tributo a la gran escritora inglesa. ¿Cómo sería recibir respuestas de Jane Austen a confusiones amorosas que se dan en este siglo? El libro Dear Jane Austen fluye con esta dinámica, con ejemplos de la vasta obra de la autora para hablar de lo que mejor sabe: el amor. Por otro lado, Lost in Austen ofrece un método divertido que involucra al lector como quien decide el futuro de una relación que es una suerte de misión. Una forma diferente de conocer a los personajes y escenarios de los libros de Austen, dependiendo de los caminos que opte quien este leyendo la obra.

Para quienes tienen cierto fanatismo hacía un autor ya fallecido, estas alternativas de continuar reencontrándose con sus escritos desde perspectivas diferentes comprenden también una nueva forma de leerlo.  No se resume en la novela sino en una mirada actual de textos escritos tanto tiempo atrás, uniendo contextos con creatividad e invitando a una re-lectura de una gran escritora como Jane Austen.

 

Lost in Austen y Dear Jane Austen están en inglés y participan del descuento del 35% de este mes.

 

 

El romance y sus tantas vertientes: la novela rosa

Parece que el tema del amor en la literatura puede ser repartido en distintos subgéneros. Y en parte es una estrategia de marketing de las editoriales, de acuerdo al público que apunta. Que si es novela romántica-histórica, o chick-lit, o novela romántica sin ningún agregado más. O la vedette de la lista de ventas de Estados Unidos y Canadá: la novela rosa.

Hay dos máximas que toda novela rosa debe cumplir y es la del amor entre dos individuos y la culminación feliz de su historia. Puede que hayan escollos en el camino, que el hombre deba actuar como un héroe que rescata a la mujer en una situación turbulenta y en líneas generales, esa es la fórmula de la novela rosa. Muchas de ellas también rayan la novela erótica, por el contenido de escenas sexuales cargadas de detalles.

¿Por qué tiene éxito? Primero, hay que considerar los países en donde estas novelas ocupan puestos en la lista de los más vendidos. Estados Unidos y Canadá son quienes más novelas de este tipo producen y cuyos lectores las eligen por encima de otros géneros. La mayor parte del material que llega al resto del mundo, es traducción de autores norteamericanos. Teniendo en cuenta los precios económicos de las ediciones en inglés y lo que tradicionalmente consumen estas sociedades, se puede entender el éxito de ventas de novelas de este tipo.

La idea del “happy ending” (o final feliz) es un elemento que se debió incorporar en algunas expresiones artísticas como en el cine de Hollywood, o en los libros. Incluso, en los medios de comunicación, cerrar la edición con una buena noticia. Esto es algo muy particular del gusto masivo, de líneas exitosas que se repiten una y otra vez, que venden a un grupo consumista grande.

Por ello, se explica que autoras como Danielle Steel sean un éxito de ventas, con historias de amor que le  brindan al lector una experiencia positiva al final, que cumplen con su raison d’etre: Entretener.

Autores como Danielle Steel, Jude Deveraux, representantes del género, están en Exedra Books y muchos de sus libros con el descuento del 35% de descuento, a precios increíbles.

Te recomendamos: Némesis

Lo bueno de descubrir a un autor que nos gusta y vemos cuán prolífico ha sido en su obra, es tener mucho para saborear de su escritura. Roth es un autor que ofrece eso: una vez que se lo descubre, es cuestión de minutos la búsqueda de libros bajo su autoría. Recientemente, anuncio su retiro como escritor y sabemos, entonces, que nos quedan sus novelas. Nemesis es una de ellas con un personaje chato es lo que se percibe y una trama que se acompleja y suena como una sinfonía sobre el último tercio.

Nemesis tiene como protagonista a Buckly Cantor, un joven de 23 años que no pudo alistarse al ejército durante la Segunda Guerra Mundial y vive en Newark. Encargado de un parque de juegos durante el verano, es testigo de como la enfermedad conocida como la poliomelitis comienza a expandirse y cobrarse víctimas fatales entre los niños que tiene a cargo. En un contexto de por sí trágico donde las familias esperan por el regreso de sus hijos del campo de batalla, un virus del cual se sabe muy poco en ese entonces, comienza a generar una preocupación en toda una comunidad.

Este personaje que construye Roth puede parecer simple, hasta aburrido. Pero en realidad encierra el tormento de alguien que es testigo de las muertes, que se asume como un héroe trágico que vale tanto para los niños a quienes cuida y que dentro suyo en realidad hay un luchador incansable, un hombre encerrado en sus propias desgracias.  Un texto tan triste y profundo como simple en su lectura.

Disponible en inglés (Precio: 15.00 USD)  y en español (Precio: 20.25 USD)

P1070846 P1070847