Ese (in)cómodo momento en que la literatura se mezcló con el periodismo

El periodismo y la literatura convivieron durante mucho tiempo, sin meterse demasiado el uno con el otro. Por un lado, la literatura era pura ficción, diálogos inventados, personajes sueltos en contextos diferentes que representaban quizás ideologías, filosofías, etc.  El periodismo se dedicó a contar los hechos de forma fehaciente, sin alterar nada y solamente ateniéndose a responder las cinco Ws (what, who, when, where, why) en cada artículo.

La irrupción del género de Nuevo periodismo es una controversia en sí misma. Dicen que Truman Capote con “A sangre fría” en 1965 fue el gran inventor de esta mezcla deliciosa. Otros cuestionan este dato en contraposición con el año 1957 cuando se publicó “Operación masacre” del argentino Rodolfo Walsh.

¿Qué tiene de atractivo este género? Todo lo que se cuenta allí es verdad y es desde una noticia como disparador. A partir de ese momento, el escritor toma prestadas características de la ficción en cuanto a los diálogos, a la manera de narrar. Lo tentador para el lector es que se escribe para ser leído como una novela, de manera tal que es tan entretenido leer una gran cantidad de datos que son verdaderos.

Es una forma distinta de hacer periodismo y una alternativa de lectura para aquellos que quieren leer algo real.

Anuncios

Diálogo con Osvaldo Reyes

La semana pasada, en la cafetería de Exedra Books, recibimos a un autor de la casa. El escritor panameño de novela negra Osvaldo Reyes estuvo dialogando con nosotros acerca de sus tres novelas El efecto Maquiavelo, En los Umbrales del Hades y Pena de Muerte. Habló también de la literatura en Panamá, del oficio de escritor y adelantó su próxima novela. Los presentes pudieron ver la portada.

Si te lo perdiste, aquí te dejamos el vídeo de la charla.

Te recordamos que mañana estaremos dialogando con Ángel Ricardo Martínez. Si no puedes asistir, también puedes verlo en vivo a través de nuestra página web.

angel martinez 4 sin título